viernes, junio 22, 2007

Jaume Matas ha dimitido.
En Gijón se inauguró ayer un bar que se llama Sonotone.
La Increíble Verdad acaba de publicar una entrevista a Jonston.
Y las maletas de Isobel (donde llevaba el master de disco que acaba de mezclar en Nueva York) siguen sin aparecer.
Por lo menos apareció el cello, y ayer pudo tocarlo en un concierto que comenzó suave y hermosísimo, y luego fue de menos a más a partir de que salió ella al escenario. Comenzaron tres cuartas partes de Giant Sand (Howe, Thoger y Peter), pletóricos con "Spiral" y con una versión de "Shiver" que hacía honor a su nombre. Dave McGowan se unió a la pedal steel cuando tocaron "Classico", y a partir de la salida de Isobel el concierto comenzó de nuevo: titubeante al principio, ganando en seguridad a medida que iba avanzando el repertorio, y brillante en los últimos compases hasta alcanzar el apogeo en una versión perfecta de "Ballad of the broken seas".
Volvimos a cenar al mismo resturante, El Pipeo: esta vez tocó solomillo y un Protos riquísimo. En media hora salimos hacia Granada.

3 Comments:

At 11:55, Blogger Iván Conte said...

¡Qué peligro el sonotone! yo fui a beber una humilde cerveza y acabé... bueno, ya se imagina como sigue la historia.

 
At 15:45, Anonymous Héctor said...

¿Pero hay algún Protos que no esté riquísimo?

 
At 23:48, Anonymous Anónimo said...

Ara que en Matas ha dimitit, haurem de esperar a veure qui serà el seu substitut...

No sia cosa que es posi en pràctica allò del "més val dolent conegut...". En Matas ha estat un exemple en algunes coses importants així com un dretà "moderat" i intel.ligent. Em fa por la dreta "rodriguil" i el costat obscur del PP balear... ¿I si es tiren cap el "rabasquismo"? buff...

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home