jueves, junio 19, 2008

Con la vergonzosa directiva de la Unión Europea sobre la inmigración, el tema que ocupó este blog la semana pasada (disparando las visitas de manera estratosférica) vuelve a estar más actual que nunca. São Paulo Underground no han sido los únicos perjudicados por la hipocresía fronteriza europea. Esta mañana, mientras me duchaba, Josep Ramoneda ha mencionado en la radio el caso de Konono nº1. Estos son del Congo, y lo tienen aún peor que los brasileños. Sabía que el mes pasado tuvieron que suspender sus conciertos en Londres y en Portugal porque no les daban visados, pero según decía Ramoneda han cancelado también el Sónar y otros veinte conciertos confirmados en toda Europa.
Claro que, aunque Josep Ramoneda tenga una cierta credibilidad, los datos que esgrime un tertuliano de la radio son siempre cuestionables (con esa manía que tienen de opinar sobre cualquier cosa haciendo ver que lo saben todo de primera mano), pero gracias a la música esta triste situación está llegando a los medios de alcance nacional. Ojalá algún día paren o expulsen a Caetano Veloso o a Youssou N'Dour, y a ver si tenemos un conflicto internacional, que es lo que hace falta para que algunos se den cuenta de los problemas.

6 Comments:

At 10:37, Blogger Federica Pulla said...

Mucho mejor,

- Que impidan a Miguel Bosé entrar en Argentina
- O a Alejandro Sanz en EE.UU.
- O a Sheila Morales en México

etc, etc ...

 
At 11:20, Blogger David said...

Estoy flipando con esto pero, lamentablemente, me temo que si sucediese algo así con Youssou o Caetano no habría conflicto internacional ni nada, la gente seguiría cruzada de brazos.

Otra cosa es si impidiesen la entrada a, pongamos, la selección de fútbol de Brasil (cosa que, evidentemente, no va a suceder)

 
At 11:27, Blogger joan said...

en españa la gente seguiría cruzada de brazos, pero en senegal y en brasil habría movilizaciones y reacciones populares contra empresas españolas, etc.
eso sí, estaría bien que le pasase algo así en la frontera a Robinho o a Eto'o... claro que los policías nacionales SÍ saben quiénes son los futbolistas...

 
At 15:12, Anonymous Adrian Vogel said...

A Alejandro Sanz no le dejan entrar en Venezuela. Y a Antonio Canales en USA.

 
At 16:30, Anonymous seven eleven said...

Lo que peor me parece es que te dejen volar al país de destino y una vez allí no te dejen entrar.
Deberían comunicar al que viaja los requisitos necesarios, por estrambóticos que sean, y si no los cumple, que no le dejen coger el avión, leñe.

 
At 10:51, Anonymous Adrian Vogel said...

A Canales le pasó en una escala: estaba de transito. Ni siquiera quería entrar.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home