viernes, abril 04, 2008

Casi veinte años sin saber nada de él. Uno va al concierto sin esperar nada -llegando tarde, casi ni llegando- y se encuentra con un pedazo de banda de rock'n'roll, elegante y aguerrida. Theo Hakola dio ayer una lección de clase en el Teatro de la Laboral de Gijón, acompañado de otro guitarrista y tres chicas (magnífica y solidísima sección rítmica, entre ellas una de las chicas que acompañaba a Giant Sand en el concierto histórico del Primavera Sound). Hubo guiños a Bob Dylan, a la Velvet y a las canciones de la Guerra Civil española, que me hicieron buscar entre el público a Xabel Vegas. Seguro que le hubiese encantado estar allí. También sobrevolaba a veces el escenario el espíritu de Nick Cave, y Hakola se metió al público en el bolsillo con sus agudos comentarios entre canción y canción. Si tenéis ocasión de verle en directo, no os lo perdáis por nada del mundo.
Por lo demás, ayer el Palabra y Música se estrenó con éxito (todas las entradas vendidas) en Sevilla. Barry Gifford y John Cooper Clarke llegaron también, uno a Madrid y el otro a Mallorca; el segundo, tras una pequeña odisea que parece ser su forma de vida habitual. Hoy estrenamos en Mallorca y Gijón, y sigue la programación en Sevilla. Que Dios reparta suerte.

2 Comments:

At 16:25, Anonymous joan said...

Venc d'entrevistar en JCC i és un encant d'home, encara que no sembla el tipus de persona que sàpiga lidiar amb el més mínim protocol: ni tan sols els de les companyies aèrees. Ens ha llegit un dels seus poemes, escrit ahir vespre i hem parlat de na Nico, Gregory Corso i Mark E. Smith...

 
At 18:45, Anonymous Anónimo said...

Joan, ja estau contractant a sa performer de sa quarta fila d'ahir vespre. Una pena que després no pogués fer es seu número amb en Henry Rollins.

Emblemono, lloseta! my name i una llarga taringa de spoken words

Magda i Celestí

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home