martes, marzo 25, 2008

Mañana tocaré con Jonston en Gijón, y el viernes en Zamora.
La semana que viene, el jueves, empieza el festival Palabra y Música con tres sedes simultáneas y nuestras cabezas echando humo.
Hace unos minutos he leído (redirigido desde Ladinamo) un magnífico artículo de Santiago Alba Rico en el que se hacía eco de la siguiente y deliciosa historia:


En una ocasión, Rosa Chacel recibió en su casa del Paseo de la Habana de Madrid a un joven de diecisiete años que acudía a la maestra en busca de comprensión espiritual en un mundo de almas groseras y sensibilidad embotada. El joven habló durante dos horas, en tono atormentado, de cuestiones muy aéreas, citó a Spinoza, a Borges y a Pascal, demostró la vanidad de la existencia y la exactitud de los insomnios; y entre tanto la anciana Chacel le contemplaba en silencio, con la mano bajo el mentón y una sonrisita de caballo sarcástico apenas apuntada en los labios. Cuando terminó de hablar, el joven la miró satisfecho de las fórmulas que había encontrado para expresar su malestar metafísico, esperando compasión o admiración o, por lo menos, alguna frase que conservar en su memoria. Y en cambio la anciana Chacel lo que le dio fue una solución: "Dime", dijo con brutal naturalidad, "¿Has tenido ya relaciones sexuales?".

1 Comments:

At 16:48, Blogger Ana Saturno said...

Es una historia fantástica.

Saludos

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home