viernes, enero 27, 2006

La China Patinó

Un par de días frente al televisor han bastado para sintetizar una valoración en tres palabras: La China patinó. La presencia y la actitud de La China Patino al frente del programa televisivo Ipop (cada día en La 2, después de Los Lunnis) es de vergüenza ajena. Ese petardeo indisimulado, ese modernismo de vampiresa de pueblo, ese look de tendencia trasnochada, esa forma tan irritante de arrugar la nariz cada vez que presenta a un grupo. ¡Si incluso tiene la ingenuidad de reconocer que la estética de su programa tiene un aire a Nosolomúsica! La cantante-florero de Cycle aporta poco en su grupo, pero en Ipop es un lastre difícil de tragar.
Que conste que el programa está bien -habrán notado que no hemos hecho ni un comentario en esta sección sobre los programas musicales de IB3 Televisió-. Aunque de entrada parezca una franquicia de Subterfuge, la selección musical aspira a conjugar la comercialidad con el sustrato underground que permite evolucionar y respirar a cualquier escena artística que se precie, y los contenidos de Ipop, que incluyen (¡por fin!) conciertos en directo en lugar de la pantomima del playback, tienen el buen gusto de dejar lugar a The Strokes, Los Planetas, Franz Ferdinand, Goldfrapp e incluso una Amaral que aprovecha el quite para reivindicar a sus paisanos Más Birras. Por lo menos es un programa diario a una hora decente, una muestra de respeto como no se había visto nunca en la televisión estatal. Hay que darles tiempo y espacio para madurar la propuesta -¿cien días, como a los gobiernos entrantes?-, pero por favor, ¡esa presentadora!

(Extracto del artículo publicado hoy en la edición balear del diario El Mundo)

1 Comments:

At 15:23, Anonymous dropoboy said...

Totalmente de acuerdo

http://miolastan.blogspot.com

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home