miércoles, septiembre 23, 2009

En los comentarios a una entrada anterior (creo que la más comentada de este blog, por cierto) hubo, entre otros desacuerdos, uno sobre la entidad que puede tener cualquier proyecto de Ian Svenonius. Para mí, aparte del interés musical, que siempre lo tiene, cualquier cosa que haga Svenonius tiene un interés intelectual adicional y una brillantez conceptual muy poco común y a la que no se presta la debida atención.
Como a la vez se habló (y bien, por mi parte) de la viveza con que actualiza sus contenidos la web Playground, me permito recomendarla de nuevo: no sólo tienen desde sus inicios al gran Momus como columnista. Acaban de iniciar una nueva colaboración con Everett True, que hace aún más interesantes los contenidos de esta web. ¡Sólo les falta Svenonius y ya tendrán a tres de las personas más interesantes de la escena musical a nivel mundial!

2 Comments:

At 09:57, Anonymous nautilus said...

Justo anoche comentaba con unos amigos la diferencia entre un artista (músico, actor or whatever)al que admiras por lo que hace -y punto- y uno al que admiras además por lo que "dice", y como las entrevistas, biografías, criticas, etc. deberían -si el artista da de sí, claro- hurgar en los entresijos de su artística mente.
Artísticamente.

 
At 16:51, Blogger la señorita rottenmeier said...

¡Ya estoy harta!
Actualiza de una vez, con lo que sea...

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home