miércoles, septiembre 16, 2009

En una conversación de twitter se ha malinterpretado un poco la entrada anterior de este blog, o al menos ha ido derivando hacia posiciones que no pretendía sugerir. Como está claro que twitter no es lugar para desarrollar teorías, aquí va una pequeña ampliación sobre lo que escribí ayer.
Vaya por delante que yo no pienso que tenga ningún sentido llegar antes que nadie a las cosas (al menos no con prisas y sin rigor). De hecho, he insistido siempre en que estar al día de todo y siempre a la última es una estupidez. Como decían Los Planetas, "Y además es imposible".
Lo que me parece mal es la rémora setentera de no tomarse en serio a un grupo hasta que saca un disco largo. No dedicarle a alguien todo el espacio que merece, en el momento en que lo merece, sólo por miedo a que eso no perdure, a que sea flor de temporada. Bueno, ¿y qué? Si alguien hace una canción estupendísima y unos conciertos formidables, ¿por qué no mostrar un poco de pasión y volcarse en ello? Ya habrá tiempo de ponerles en su sitio si luego no siguen a la altura de lo que prometieron. Se supone que los medios tienen que informar sobre lo que está pasando, y en esa tarea los medios tradicionales están perdiendo la batalla estrepitosamente. El arma que tienen a su alcance es compensar la falta de inmediatez con un análisis más riguroso y en profundidad, pero es que eso tampoco lo están haciendo. Lo que hacen es esperar a que salga el disco largo, nadar y guardar la ropa, no correr riesgos ni apasionarse demasiado por nada. Es entonces cuando, por mucho análisis en profundidad que puedan acabar haciendo, ya han llegado demasiado tarde. Incluso para eso.
Ay, cómo se echa de menos un Plan B o un CTCL por estos lares.

49 Comments:

At 10:45, Anonymous joan-k said...

No se cabree con los niños!

 
At 11:00, Blogger Federica Pulla said...

Creo que se te olvida algo esencial, y es que en este país puede que haya algún crítico listillo o enteradillo (los menos) pero, en su inmensa mayorçia, la gente que escribe en revistas NO TIENE NI PUTA IDEA DE LO QUE HABLA, y se limita (aún a estas alturas del Siglo XXI) a lo que le mandan las compañías, a los promos y recortes que les envían, etc ... Si tienes en cuenta eso, ¿cómo narices piensas que pongan interés en un grupo con un mísero single o incluso sin nada en el mercado?

Además de todo ello, la gente que puede leer esas publicaciones es cada vez más pava y quieren ir a lo seguro, por lo que no hay riesgo por ninguna de las partes. Entre hablar de Pereza o de, pongamos el caso, Los Karatekas, ganan Pereza. Eso seguro.

Para descubrir y estar por delante de los demás ya están los blogs en Internet, que van a años luz de cualquier cosa publicada a la antigua usanza. Y sin censura.

 
At 11:03, Blogger joan said...

por supuesto que no!
pero está claro que en una conversación de twitter a cuatro bandas es difícil hacerse entender! al final todo son arrobas!

 
At 11:44, Blogger loveof74 said...

repito que nadie le acusaba de ello... Yo me metía un poco con el punto de vista (de otros) del antes que nadie, esos blogs antropófagos de links y nada más (joder, ni un triste "suena a"...)

Yo no creo es imagen apocalíptica del crítico que no tiene ni puta idea. pero no se puede comparar una persona que dedica toda su vida a un estilo con otra que debe dedicar su vida laboral a 15 estilos.

la otra continuación del debate: http://www.loveof74.es/weblog/cultura/musica/twitterbate-sobre-singles-discos-critica-musical-leaks

 
At 11:48, Blogger Marlon Brandy said...

Jajaja, grande ver a Los Karatekas por aquí.

 
At 14:04, Blogger probertoj said...

"No dedicarle a alguien todo el espacio que merece, en el momento en que lo merece, sólo por miedo a que eso no perdure, a que sea flor de temporada. Bueno, ¿y qué? Si alguien hace una canción estupendísima y unos conciertos formidables, ¿por qué no mostrar un poco de pasión y volcarse en ello?"

¡Bravo! Básicamente, este párrafo resume lo que yo pienso de la crítica musical y su batalla por perdurar. Me parece una soberana tontería impedir el apasionamiento por miedo al futuro. La vida de la mayoría está repleta de enormes fallos y unos pocos aciertos memorables: me parece injusto que a los músicos se les mida con el rasero de "siempre la excelencia".

 
At 18:35, Blogger Federica Pulla said...

Joan, esto te va a gustar. El otro día conocí a una persona que trabaja en una revista más o menos de prestigio comentando discos españoles que no conocía a Aventuras de Kirlian, ni a Le Mans y mucho menos a Single. Así está la cosa de bien.

 
At 18:57, Blogger joan said...

¿y trabaja comentando discos españoles? qué triste.

 
At 19:23, Blogger Federica Pulla said...

Como te lo digo. La revista es efeeme, para más referencias.

 
At 20:45, Blogger loveof74 said...

bueno, igual es que (corporativismo on) ella comenta los discos cuando llegan a la oficina: "Oye, que ya ha llegao el de Maná", "¿Para quién era este de Bunbury?" "¿Y este de la cabeza de Pavo Real?"
:D

Es comprensible que si Itunes es el nuevo rey del mercado, los medios deban cambiar hacia el análisis de canciones. Pero el espacio es el espacio. Y siguen pensando que se dirigen a los 40nes que compran deutche Gramophone. Redios, si hasta esos discos se bajan ya, hombreeeee

 
At 23:42, Blogger La Noche Inventada said...

Joan, me doy por aludido y ofendido al respecto de este interesante tema que planteeas y comento al respecto aquí...

http://mondosonoro.com/Blogs/LuisJMenendez/tabid/113/EntryId/13/Muerte-a-las-revista-de-musica.aspx

Abrazo!

luis

 
At 00:52, Blogger joan said...

Hola Luis!
me ha hecho mucha gracia tu comentario. Sobre todo eso de que nunca estamos de acuerdo...¡que no es verdad! (¿ves? en esto no estamos de acuerdo). :-)
Tienes razón en lo de que el Mondosonoro de Madrid apoya mucho a los grupos nuevos de Madrid (igual que las otras ediciones regionales del Mondo hacen con los grupos de su zona). Pero no creo que eso sea un ejemplo que desmonte mi teoría ni que sea nada influyente a nivel popular, por desgracia para todos.
Por otra parte, y aunque en el Mondo hay gente que escribe muy bien y con mucho criterio, también hay gente que no vale un pimiento y eso lamentablemente lastra el prestigio del resto de colaboradores y el peso de las opiniones que puedan ayudar a crear esos artículos.
Pero vaya, que es cierto que el Mondo es uno de los medios que más arriesga en este sentido y eso no hay quien lo discuta.
Eso sí, Enter Shikari es una mierda pinchada en un palo, como una casa de grande. Que llenen los sitios que quieran, también los llena Alex Ubago. Con su pan se lo coman quienes soporten esa basura.

 
At 01:35, Blogger La Noche Inventada said...

Ya te imaginarás que yo soy poco de Enter Shikari, ja ja ja, pero sí que me vale como ejemplo de ese desprecio tan snob, tan elitista, del integrismo indie por todo aquello que llega a un público juvenil y mayoritario. Al final si hablamos de apostar por grupos que pueden llegar a un número importante de personas, ¿no es lo más fácil empezar por aquellas cosas que le interesan a la gente y no intentar hacerles comulgar con ruedas de molino? Coño, que el disco de los XX parece los AR Kane con menos pericia y más deprimidos, y nos los están vendiendo como una next big thing. ¿Estamos locos o qué?

 
At 12:54, Blogger joan said...

Es que no hablamos de "apostar por grupos que pueden llegar a un número importante de personas", al menos por lo que a mí respecta. Hablamos de apostar por grupos que valgan la pena, que aporten algo y, lo más importante de todo, que me emocionen o me parezcan excitantes A MÍ. Para mí ésa es la única manera de escribir sobre música y, a la vez, transmitir algo al lector.
Me parece bien que el disco de los xx no te guste o te aburra, pero eso de que nos los están vendiendo yo no lo he vivido. Cuando Playground habló de ellos en abril lo hacía igual que lo cada par de días de otros grupos que se mantienen en el más perfecto anonimato: los escuché, y desde entonces me pasé semanas escuchando su single cada día. Que luego, con la salida del disco (que además me parece que está muy bien) se haya disparado la cosa es otro tema, pero al menos a mí nadie me ha vendido nada. Me gusta mucho el grupo desde hace casi medio año, es lo que hay.

 
At 13:40, Blogger La Noche Inventada said...

Uy, pues yo sí. Vamos desde el punto de vista de una revista, ¿cuál es el sentido de darle mucha bola a un grupo que sabes que sólo les va a interesar a cuatro gatos?Igual tú en Público no sientes esa presión porque da igual sacar un disco de Type Records que Interpol, porque la página de discos no deja de ser un complemento de las secciones por las que la gente realmente se compra el periódico y no va a haber un feedback de lectores furiosos ni un descenso de lectores por ello.

Pero una revista como Mondo te aseguro que sí que nota la diferencia entre apostar por un grupo minoritario y otro que pueda llegar a un público más grande.El Wire se puede permitir sacar a William Basinski en portada porque ha hecho un gran disco, un diario generalista también y el blog de zutanito ni te cuento, pero el Mondo te aseguro que no.

 
At 09:51, Blogger probertoj said...

@lanocheinventada: Entiendo que lo que dices si un grupo saca tres singles buenísimos, aunque lo hayan oído cuatro gatos y aún no tenga disco largo, el Mondo no apostará por ellos en portada.

Porque ¿sólo hablamos de portada o de tampoco apostar por ellos en páginas interiores? ¿Tenéis comprobado que sacar grupos pequeños en páginas interiores hace que la gente os coja menos (ya que ventas no podéis controlar)? ¿Cómo llegáis a la consideración de "esto es un grupo pequeño, sólo para integristas indies"? ¿En razón a las ventas de su primer disco? ¿En razón al público de sus conciertos?

 
At 17:46, Blogger La Noche Inventada said...

Si un grupo saca tres singles impresionantes rollo Stone Roses en su día, te aseguro que uno de los primeros en pillárselos en este país va a ser Joan Luna (nuestro redactor jefe) y sí se les va a prestar atención o incluso podría dárseles una portada. No en vano Mondo ha sido la revista en España que ha apostado por los discos de debut de Arctic Monkeys o Franz Ferdinand (además de otros grupos con los que en cierta medida hemos patinado, como Maximo Park). Por desgracia, si nos remontamos al origen de la conversación yo no creo que The XX estén a ese nivel o en esas circunstancias, por lo cual no encuentro el motivo para perder la cabeza con ellos con un primer single, y creo que eso es simplemente vender humo, algo que cada vez se estila más gracias a esta obsesión por llegar el primero a todo y colgarse la medalla. Por desgracia no es tan sencillo que aparezca un grupo que lo ponga todo patas arriba con tres singles y ahí te "desafío" a que (a toro pasado, que siempre es fácil) me digas qué grupos noveles del presente año merecían una portada tan sólo con un single previo.

Mira, cogiendo el último número de Mondo y dejando de lado las ediciones locales, sólo la edición nacional (para hablar con nombres propios y datos en la mano): entrevistas de 2/3 de página a Japandroids,Cohete, Autokratz; pequeñas a The Do, Scott Matthew, Abraham Boba, Trigger. En las críticas de discos puedes encontrar Chain & The Gang, John Vanderslice, The Eyes, no sé, montones de cosas pequeñas de los estilos más diversos, de electrónica a hip hop...

Ahora bien, entiendo que cuando hablamos de apostar lo hacemos de intentar poner a un grupo en lo más alto, de portadas. Más que nada porque lo otro, publicar entrevistas o reseñas de grupos que nos parecen interesantes pero en un segundo plano, ya lo hacemos como creo que queda demostrado con sólo echar un vistazo a la revista.

La gratuidad del Mondo creo que hace que la gente la coja aunque saquemos en portada a la Charanga del Tío Honorio. Pero si al final el Mondo se mantiene y tantas otras gratuitas han caído supongo que será por algo, por una línea editorial que gusta y conecta con la gente. Y eso se nota y condiciona el apoyo del anunciante, que hace unos años era una discográfica y a día de hoy ha mutado en cervezas, marcas de ropa y promotoras.

Sobre lo de "pequeño o no pequeño" creo que está claro y hasta tú mismo respondes: ventas de discos, afluencia a conciertos o incluso a veces que el grupo ni siquiera llegue a girar porque no puede afrontar una gira con unas mínimas garantías de asistencia de público. Vamos, cae de cajón, no creo que haya que explicar ahora las diferencias entre Interpol y I Got You On Tape...

Saludo

 
At 20:35, Blogger joan said...

Dejando a un lado el hecho de que tu posicionamiento a la defensiva y centralizando todo en el Mondosonoro me parece un grave error de base (¿a qué vienen esas justificaciones de si le habéis dado una portada a X o habéis hecho una crítica de Y? ¿Tanto duele una crítica hecha a la prensa española en general, que hay que reaccionar de esa manera tan exagerada?), me gustaría dejar claro que, por lo menos en el caso de The xx, en ningún momento he dicho que mereciesen ni merezcan ahora una portada, pero sí que merecían un artículo sólo con haber publicado un primer single como Crystalized. Cuando hablo de apostar no hablo de portadas, eso es simplificar muchísimo la cuestión. Tampoco hablo de esa manía por llegar el primero a todo, que soy el primero en criticar y despreciar. Hablo más bien de transmitir la pasión por la música y por lo que está pasando, de tener los ojos abiertos y de hablar de lo que está pasando en el momento en el que está pasando, no a toro pasado cuando la gente ya está en otra cosa. Y eso no se reduce a dar portadas, sino a una actitud general de sintonía con el lector, de salir a buscar las cosas a la calle y no esperar a que nos las vengan a contar.

 
At 21:01, Blogger La Noche Inventada said...

Joan, siento que te parezca a la defensiva y exagerado. Desde mi punto de vista sólo doy una opinión que es contraria a la tuya e intento argumentarla lo mejor posible. Y si hablo sobre el Mondo y no sobre otros medios es lógicamente porque es el ejemplo que conozco de primera mano y sobre el que puedo explicar cómo funcionamos. No podría justificar cómo funciona el Go o el RDL aunque muchos de los ejemplos que he puesto aquí y muchas de mis argumentaciones creo que son perfectamente válidas también para ellos.

También lo hago porque creo que es importante hablar sobre cosas concretas, con ejemplos concretos y no limitarse a lanzar un "los medios españoles no se enteran. Ojalá tuviéramos aquí un Plan B" y quedarse tan ancho... De ahí el listado de medallas (también podemos hablar de las meteduras de pata) de un medio como el Mondo.

Sobre el problema de hablar de un grupo cuando saca un single o 5 meses después cuando sacan el disco creo que ya he rajado suficiente, así que no me voy a seguir repitiendo.

Abrazo!

 
At 21:17, Blogger joan said...

Gracias por el abrazo, que quede claro que la discusión es en términos muy amistosos :-)
Me parece perfecto que expreses una opinión contraria a la mía, claro, pero es que tus argumentos desvían el tema de donde yo lo había puesto para llevarlo a defender si el Mondo hace bien las cosas o no. Pues a veces sí y a veces no.
Si vamos a empezar a hablar de cosas concretas y de casos o medios concretos no vamos a acabar nunca, y ni tú ni yo tenemos tiempo para alargar mucho más esta discusión, si quieres lo hablamos más la próxima vez que nos veamos, que espero que sea pronto.
Pero lo de "ojalá hubiese aquí un Plan B (o un Magic RPM)" lo mantengo bien alto: será porque sus líneas editoriales coinciden más con lo que me gusta a mí, claro, pero ojalá hubiese un medio así en España. Ninguno de los que hay tiene ni el olfato ni, lo que es peor, transmite la pasión por la música como lo hacen (o hacían) ellos.

 
At 22:26, Blogger probertoj said...

El caso es que yo tampoco hablaba de portadas, por eso mis preguntas. Yo siempre lo digo: el Mondo en papel no lo leo porque por aquí (La Rioja) no llega, así que cuando la tengo en mis manos siempre es tarde y de rebote. Pero la Agenda-Setting de las discográficas se le ve tanto como a tantas otras revistas (del mundo, no sólo de aquí, el pecado es universal y muy probablemente intrínseco a la "profesión").

Por cierto, para mí pasión es lo que hace la Go con muchas de sus portadas (ya que hablamos de ellas), capaz de sacar a Micachu & The Shapes ahí, en junio y dando bola a un grupo que, gustará o no, pero si te gusta lo hace mucho. Un grupazo difícil y al que verse en portada le tiene que parecer hasta raro.

Lo de "ojalá que hubiese un Plan B" va incluso más allá de su línea editorial: está también en quienes escriben o en el mismo hecho de asumir que su aventura va a ser un fracaso pero hacerla de todos modos (Everett True lo tenía bien claro).

En fin, que a veces pienso que valdría con que volviese a haber un "Espiral"... Sí, me conformo con poco.

 
At 23:48, Blogger joan said...

Es que lo de comentar, no ya la falta de pasión, sino la mediocridad de algunos que escriben en los medios especializados daría para una conversación muchíííííísimo más larga.
Se echa de menos un filtro de calidad, desde luego. Lo que dejaría fuera de juego un posible retorno de Spiral, aunque sería de todas maneras una muy buena noticia (mira cómo le puso las pilas en su día al Rockdelux).

 
At 02:19, Anonymous Joan S. Luna said...

A mi tambien me gustaria participar en esta discusion amistosa, pero veo tantas cosas sobre las que hablar que no creo que sea el momento ni el lugar. De todos modos, estoy totalmente de acuerdo en una cosa... ya cansa el rollo de que los medios españoles no se enteran. Lo siento amigos, pero eso es un topico que me parece tan generalista como decir que los blogs son la panacea. En los medios hay gente que no sera la bomba, pero tambien hay montones que saben mucho mas que vosotros o que yo... Generalizar es malo, muy malo y con la prensa siempre ocurre lo mismo.

 
At 09:22, Anonymous joan said...

Yo también sigo en mi blog:

Personalmente no creo que la prensa musical en papel esté muerta, pero sí que, tras la aparición de los blogs y en un escenario en el que todos tenemos acceso a todo, debe replantearse cuál es su función.
La prensa musical ha dejado de ser la única forma para descubrir nuevos grupos. De hecho, cuando los discos llegan a las revistas llevan meses circulando por internet, ya sabemos qué opina Pitchfork y los que escriben en blogs no esperan a nadie. La revistas dependen para sacar sus entrevistas de las distribuidoras y discográficas nacionales y para cuando ellas llegan, ya han pasado meses, a veces incluso un año. Es así de exagerado: Titus Andronicus llegó a España con unos ocho meses de retraso respecto a su buena crítica en Pitchfork. Para entonces, todos aquellos a quien podía interesar ya tenían el disco descargado y amortizado.
La prensa tradicional no puede competir con los blogs, no vale la pena, porque es una guerra perdida, y más viendo la poca importancia que han dado hasta ahora a sus versiones web, hermanas ciegas de la edición en papel o simples anuncios fijos de la existencia de ésta. MondoSonoro es la única que se ha puesto las pilas, con un foro activo y ahora un rediseño que incluye bitácoras, pero en lo esencial, la prensa musical en España en papel sigue más o menos donde estaba hace tres o cuatro años.
En estos momentos, hay varias opciones. O sigues tal cual y te diriges a un público que, o por pereza o desconocimiento, no ha descubierto todavía la oferta en internet o cambias y te adaptas. Perdida la guerra por ser el primero, quizás debería preocuparnos llegar mejor: ofrecer profundidad, calma y menos fanatismo; profesionalizarse más, que la mayoría de plumillas españoles no se pueden ganar la vida escribiendo ni mucho menos, y cuidar mucho más los textos, las fotos, la selección de contenidos, todo. También podemos intentar ser más rápidos y más valientes. No esperar al disco, ni a que tenga distribución aquí para hablar de algo que está pasando y estamos ignorando porque esperamos que los de la distribuidora aquí nos den permiso. En definitiva, decidir de una vez si la prensa musical está para vender discos o para informar y educar a sus lectores.
En los blogs hay gente que escribe de puta madre, gente con criterio, muchos de ellos auténticos especialistas en un estilo o grupo en concreto, un potencial que yo no desaprovecharía. Además, son lectores. Tratarlos como a niños sublevados me parece un error.

Abrazos a todos los contendientes.

 
At 09:59, Blogger joan said...

"ya sabemos qué opina Pitchfork" (...) "ocho meses de retraso respecto a su crítica en Pitchfork".
Ése es otro lastre, ¿no?
Yo lo que creo que falta es más personalidad y criterio propio en los críticos, y eso, como bien indica Joan Cabot, pasa por una mayor profesionalización. Y, como ya dije ayer, hace falta un filtro: cada crítica, entrevista o artículo mediocre, insulso o desinformado es un golpe bajo en la credibilidad de la prensa musical en general.
Joan Luna, ¿crees de verdad que se le puede pedir a la gente que no generalice? ¿Por qué? ¿Porque duele recibir críticas injustas? Pues habrá que aplicarse y trabajar más duro para demostrar con hechos que esas críticas no son merecidas. Y aun así te seguirán criticando (en público: lo de las cartas a la redacción ya es lo de menos). Habrá que acostumbrarse, digo yo.

 
At 10:43, Blogger luis javier said...

a ver, una cosa es que la prensa pueda mejorar (mejores textos, enfoque más novedosos,...), algo que es aplicable para todo y todos en esta vida, y otra diferente que tengas razón en las críticas que estás haciendo. Sobre lo de la profesionalización volvemos a topar con lo de seimpre: esto es lo que hay. Joan, es como si te pido que dejes tus otros proyectos y te profesionalices con uno de los grupos con los que tocas. Me dirás "chico, si entre conciertos y venta de discos no me da ni para pagar la cuenta del teléfono". Pues eso...

Al final esta discusión, por mucho que se hace pasar por nueva, es más vieja que las pipas Churruca, y no es más que una repetición del "conflicto" entre revistas y zines, conflicto que básicamente se reduce a las acusaciones de éstos últimos de que las revistas no se enteraban de nada (hasta que éstas fichaban a esos fanzineros y entonces la revista de rigor pasaba a ser la mejor del mundo). Incluso el debate sobre llegar tarde es una repetición de aquel, cuando los zines pillaban discos de importación y señalaban con el dedo a las revistas porque se esperaban a su distribución en España.

Una cosa que reconozco que me enerva de eso que he llamado "fundamentalismo indie" es su incapacidad para ver más allá de sus narices y creer que su realidad es la del resto de los aficionados a la música. Sin embargo, no sé si por suerte o desgracia, el 95% de los asistentes al Primavera, el FIB o de los asistentes a un concierto de Franz Ferdinand no tienen un blog musical, no son críticos musicales y tienen una vida que va más allá de intentar adelantarse al próximo hype de temporada. Vamos, que no están perdiendo el tiempo leyendo todas estas pajas mentales que nos estamos haciendo los cuatro de siempre porque tienen cosas mejores que hacer ahora mismo, como currar en una oficina. Esa gente es que que marca la diferencia entre Titus Andronicus y Phoenix, entre el hecho de que a unos no los conozca ni su padre los saques hace un año o la semana que viene y que Phoenix te llenen una Heineken. Y esa gente es la que dota de sentido una publicación como Mondo. Tal vez haya otras revistas (incluso en España) cuyo público objetivo seamos esta aristocracia indie que dedica tiempo y esfuerzos a descubrir a no sé qué grupo ignoto que sólo ha publicado un single, pero por fortuna no es el caso del Mondo, y para hacer una crítica certera de éste u otros medios hay que tener esto muy presente. Y digo "por fortuna" porque los enteraos de la música somos unos lectores demasiado desagradecidos y sobre todo demasiado pocos en España como para hacer rentable una revista destinada a nosotros.

 
At 11:13, Blogger joan said...

En eso de la profesionalización tienes razón, ahí he patinado. No hace falta profesionalización, pero lo que sí hace mucha falta es el filtro. Si en una crítica a los grupos les pides que den lo mejor de sí mismos, a pesar de no poder vivir de ello y dedicarle las horas robadas al ocio, y si no lo hacen puedes (y debes) señalar sus debilidades, ¿por qué no íbamos a hacer lo mismo con la prensa musical? ¿Porque no pueden vivir de ello? Ah no, se les exige la excelencia, por supuesto. Estoy totalmente de acuerdo.
Por otra parte, ya que hacemos analogías con los grupos, me interesa mucho saber qué pensarías si un grupo aplicase tu teoría sobre que el Mondo no se puede permitir hablar de grupos que no conoce casi nadie (es decir, que el Mondo no se puede permitir arriesgar): entonces, si un grupo te dice "a nosotros nos gustaría mucho hacer algo nuevo, ser fieles a lo que nos gusta sin pensar en si se va a vender o no, pero no nos lo podemos permitir, así que hacemos esto que sabemos que va a funcionar...". ¿Cuál sería tu juicio sobre ese grupo?

 
At 11:30, Blogger luis javier said...

Vamos a ver, no digo que el Mondo (como ejemplo de revista indie de vocación popular. Cambia su nombre por la que quieras) no pueda hablar de un grupo que no conozca casi nadie, o incluso que no pueda hacerlo de un grupo con un discurso muy minoritario y/o experimental. Y por eso en un post anterior hacía un listado de cosas que puedes encontrar en este mismo número: esas cosas están ahí, tal vez no justamente ese grupo que a fulano le encanta, pero sí otro que ocupa una posición similar. Lo que pasa es que desde la portada hasta una reseñita pequeña en la edición local hay un rango muy grande de jerarquización, y sinceramente hay cosas que pasan totalmente inadvertidas, y por eso la gente se queda con que Enter Shikari van en grande e ignoran que a los JJ les dedicamos una reseña. Por eso antes sacaba el tema de la portada con insistencia, porque sobre todo con grupos nacionales, para mí realmente apostar es dar cuanto menos una entrevista grande.Para mí eso es asumir riesgo, no sacar una reseña o una entrevista en la edición local, que eso ya lo estamos haciendo. Y es que al final de todo, me quedo con la sensación de que de alguna forma yo soy mucho más exigente con lo que debe ser el apoyo de la revista a determinados grupos de lo que eres tú, ja ja.

 
At 11:57, Blogger probertoj said...

Pues a mí la profesionalización me parece importante. Exigir a un periodista musical que sea riguroso y con criterio cuando tiene que ejercer en sus ratos libres es como pretender que un médico opere de lujo en las horas extras que le deja su trabajo como fontanero. Una cosa es que éste sea un mundo de freelancers (que no me parece mal si hay medios suficientes para mantenerse y posibilidad de escribir en varios) y otra que sea un mundo de colaboraciones gratuitas o cuyo valor tiende a cero. Con los discos no se paga, con las entradas a conciertos no se paga y si se quiere buscar la excelencia, habrá que hacer una apuesta porque la calidad de quienes escriben esté valorada.

El otro planteamiento es el que lleva al mismo error de los medios de comunicación en general: gracias a la progresiva erosión de la figura del periodista frente a la de pagar a alguien que rellene espacio es como han llegado a un callejón sin salida: se va perdiendo calidad, el público piensa que ya es imposible que esto cambie y se aleja de esos mismos medios que, por tanto, lo tienen más difícil para ganar dinero y vuelven a quitar presupuesto de quien podría darles esa calidad. Un círculo vicioso muy peligroso en momentos de reconversión industrial, ¿eh?

Lo del fundamentalismo indie resulta raro: Hace un año, cuando los Pains ya tenían dos singles brillantísimos, ¿qué medio de papel los sacó? Lo mismo con Vampire Weekend hace dos años, o con Arcade Fire durante todo el tiempo en que Funeral pasó fuera sin distribuirse en España.

Es normal que con ejemplos así el lector piense que el ritmo de qué se comenta en la prensa especializada lo marcan los envíos de las discográficas y no la pasión de quien las regenta. Sobre todo cuando luego sí se les presta la atención que merecían desde un primer momento.

 
At 12:12, Blogger luis javier said...

Probertoj, te hago la misma pregunta pero a la inversa: cuando los Pains, Vampire Weekend o Arcade Fire sacaban singles brillantísimos y los blogs más avanzados hablaban de ellos, ¿a quién le importó lo más mínimo? No ha sido hasta más adelante, cuando fueron presentados en medios con su disco cuando llegaron a un público digamos que "masivo" (vaya chiste este también...). Y otra cosa: por cada acierto en este tipo de apuestas podemos citar mil grupos que si haces caso al bloguero de turno iban a cambiar el mundo y de los que nadie se acuerda ya.

 
At 12:19, Blogger probertoj said...

Entonces, ¿la única apuesta es a posteriori? A eso es a lo que se le llama "nadar y guardar la ropa", creo.

 
At 12:25, Blogger joan said...

Bien! Gracias por volver al tema original de mi entrada, que nos habíamos ido por las ramas...
Pues insisto una vez más: lo que bloquea a los medios y en mi opinión los hace débiles es esa manía por no hablar de los grupos hasta que sacan el LP o hasta que está claro que van a trascender o van a ser importantes para todo el mundo.
¿A mí qué me importa si en los medios se hablaba hace dos años de un grupo al que ahora no recuerda nadie? ¿Me interesaba saber más sobre ese grupo en aquel momento? O, lo que me parece más importante todavía, ¿creía de verdad el periodista en ese grupo cuando lo ensalzaba, aunque fuese predicando en el desierto? ¿Le emocionaba realmente? Entonces, ¿por qué no anunciarlo a los cuatro vientos?
Yo no digo que haya que ir siempre buscando el nuevo talento ni ser los primeros en descubrirlo todo, pero sí digo que, si tienes ante tus ojos algo que te emociona y te parece excitante, esperar a que saquen el disco largo y a que otros (léase Pitchfork, uuuuuuna vez más) avalen tu apuesta, me parece muy conservador.

 
At 12:28, Anonymous Joan Cabot said...

Para mi es que no se trata de hacer caso o no al bloggero de turno, sino de informar de las cosas cuando suceden y no esperar a que la discográfica o distribuidora de turno se despierte.

¿Que plantas en portada un disco sin distribución en España? Pues que espabilen los que lo tienen que distribuir.

 
At 12:33, Blogger luis javier said...

¿A priori o a posteriori de qué? Nos estamos repitiendo. Vuestra agenda, nuestra agenda, no tiene nada que ver con la del mundo real... Y no hablo del fan de Bisbal, sino del chaval medio que acude a un festival como el Summercase.

 
At 12:38, Blogger joan said...

Vale, entonces cuando decides sobre qué vas a hablar en tu medio lo haces pensando en si le puede gustar o no al chaval medio que acude a un festival como el Summercase. Ya me lo has dicho todo.
¿El mundo real? Para mí el mundo real es el que pasa por mi tocadiscos, me coge por las solapas y me exige que vuelva a poner la aguja al principio una y otra vez. El resto me importa un pimiento.

 
At 12:41, Blogger probertoj said...

Pero ¿cuál es la agenda del chaval que aparece en el Summercase? ¿Dónde aparece de qué quiere que se le hable o no?

Porque yo veo que posts sobre los Pains de allá por el mes de diciembre del año pasado ya traían más visitas que muchos grupos de cabeza de cartel de Summercase y que la matraca que dimos algunos con Joe Crepúsculo hace más de un año traía más visitas que cualquier post sobre Sidonie o Lori Meyers (y ya ni te cuento tras el galardón RDL). Y no hablo de diferencias escasas en blogs pequeños, hablo de miles de páginas vistas/visitantes únicos al mes en estadísticas medidas por Nielsen.

 
At 12:42, Blogger luis javier said...

Ya Joan, pero eso no tiene nada que con hacer una revista de música. Ni ahora ni nunca. Ni el Mondo, ni el Wire, ni siquiera el Plan B, por mucho que su línea editorial pueda coincidir más con tus gustos.

 
At 13:05, Blogger luis javier said...

Probertoj, lógicamente. En cuanto que el lector del blog "x" está buscando precisamente ese tipo de información, y no que le den la chapa con Sidonie y Lori, que para eso ya hay otros medios. Lo cual no quita para que en ese momento, por repercusión, por la gente que iba a sus conciertos, porque era impensable que se hicieran una gira española, porque la tirada de sus singles era mínima, no dejaban de ser un grupo undergound.

 
At 13:06, Blogger joan said...

Insisto una vez más: yo no hablo de portadas ni de nada demasiado descabellado. Si queremos que ese chaval medio que va al Summercase vea que existe otro mundo más allá de Interpol, no basta con hacer una crítica del disco de Chain & The Gang y pensar que ya hemos cumplido con la cuota de raritos. Hay que coger a Ian Svenonius y hacerle una entrevista de dos páginas (que el tío tiene discurso para eso y para mucho más) y cederle el espacio para que la gente pueda leer entrevistas inteligentes con gente que tiene algo que decir.
Y quien dice Svenonius dice Luis y Teresa de Espanto o, mira por dónde y cerrando el círculo, Delorean cuando sacan un EP de caerse de espaldas, sin tener que esperar a que saquen el disco largo o a que vengan de fuera a justificarnos la apuesta.

 
At 13:16, Blogger luis javier said...

Dos páginas en Mondo es portada... Y ahora mismo pasan muchas más cosas que afectan a la revista como para plantearse apostar por un disco lo-fi y bastante rollo de Svenonious, la verdad. Espanto por aquí no gustan demasiado. Y lo de Delorean casi que te lo compro, pa que no digas que te llevo la contraria en todo, ja ja ja. De hecho deberían haber sido portada en Mondo ya con el disco anterior y ahí sí que nos faltó cintura.

 
At 13:35, Blogger joan said...

¡Pero qué manía con las portadas! Si no se puede hacer una entrevista de dos páginas sin dar portada, con la cantidad de páginas que tiene el Mondo, a lo mejor va a ser verdad que os falta cintura. Porque os veo un poco encorsetados con eso, ¿no? "Dos páginas es portada", uf, qué asfixiante.
Una entrevista con Svenonius es interesante aunque el disco te parezca un peñazo (que no lo es), y sobre todo con el concepto que lleva este disco detrás: desmontar la falacia liberal y el apoderamiento que ha hecho la derecha de la palabra Libertad.
Y si no os gusta Espanto, pues qué quieres que te diga, creo que estáis muy equivocados (aunque eso son cosas de línea editorial que respeto, claro). Pero como venga mañana Pitchfork y diga que son la rehostia, o los pongan de cabeza de cartel en el Summercase, y entonces les deis dos páginas (lo que, matemáticamente, viene significando portada), os vais a tragar todos los ejemplares no distribuidos de la edición local de La Rioja.

 
At 13:41, Blogger luis javier said...

Bueno, Pitchfork ya dijo que La Oreja de Van Gogh son la hostia y no les he hemos dado dos páginas (portada). Ja ja ja. Me parece que tú les haces bastante más caso que nosotros, la verdad...

 
At 13:46, Blogger joan said...

¡No! ¡Tú más!

 
At 14:00, Blogger probertoj said...

"todos los ejemplares no distribuidos de la edición local de La Rioja. "

Jurl, ésos son muchos :D

 
At 23:33, Blogger Carolina Pataleta said...

Perdonad que me meta, y a estas alturas.
Pero quisiera saber cual es para vosotros la función de un crítico musical.
Si es didáctica o sólo informativa.
Si debe motivar al lector o reconfortarle.
Porque para mí es ahí donde está el meollo.

 
At 13:43, Blogger Carolina Pataleta said...

Bueno-vale-yo-tampoco-os-ajunto!!!! :B

 
At 21:42, Blogger probertoj said...

Para mí es la misma función que la de un buen escritor: emocional primero y después didáctica. Informativa, bastante menos, más en pleno momento de sobreexposición a fuentes informativas

 
At 21:49, Blogger joan said...

Motivar, entretener, contagiar y por supuesto informar: abrir nuevas ventanitas por donde el lector pueda descubrir nuevos y fascinantes sonidos que le tengan obsesionado durante años, meses o, por lo menos, un par de días.

 
At 14:29, Blogger Raquel Márquez said...

Muy interesante el debate aunque lo lea tan tarde.

A mí lo que me parece muy sintomático y creo que da la razón a Joan en lo fundamental de su entrada, es que los críticos profesionales (los que cobran o se benefician son profesionales, otra cosa es que decidan que su trabajo no vale más que unas entradas o unos CD's al mes, eso es su problema) no suelan participar activamente en lo que dicen los blogs musicales de "aficionados" más que cuando alguien se mete directamente con ellos. Los críticos deberían hablar muy poco de su curro de críticos y hablar mucho más de música. La pasión que pide Joan yo la echo muy en falta y la noto en cosas como ésa. Tanto hablar de ellos mismos, qué coñazo.

Que si el mercado, que si las discográficas, que si el público, que si mis circunstancias, que si qué poco cobro... Más mecenazgo, más participación en lo musical (mediar con sellos, apadrinar, arriesgarse), y menos obsesión por quedar bien, hombre ya.

Abrazo, Joan!

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home