lunes, noviembre 24, 2008

Por lo visto, en alemán no tienen palabras que designen con propiedad los superlativos. Eso es, obviamente, un problema para los espíritus latinos como nosotros. Por ejemplo, no tienen una palabra para expresar lo que nosotros queremos decir con "conciertazo". Ellos dicen, en todo caso, "super konzert". Por lo tanto, es difícil expresar en alemán (al menos con propiedad) lo bien que estuvimos Single el sábado en el concierto en Neurotitan, en Berlín. Antes de nosotros tocaron OMP, siglas de Orchestra Miniature in the Park, o algo así: once músicos con instrumentos de juguete haciendo versiones de canciones que hablan del sol y del verano. Muy divertidos. Sigo pensando, aunque aún no lo tengo claro del todo, que el cantante es el mismo de Throw That Beat In The Garbagecan. Tocaban todos los instrumentos sin amplificar, excepto la voz del cantante. Para cuando salimos nosotros, la prueba de sonido que habíamos hecho por la tarde parecía inútil. La sala -una galería de arte underground en Mitte- estaba llena hasta arriba y el equipo de sonido era a todas luces insuficiente. Empezamos el concierto con "Honey", y las bases se oían tan lejos que parecía que estábamos tocando debajo del agua. Pero superamos la prueba con creces. De algo tiene que haber servido este año de conciertos y ensayos. Nos demostramos a nosotros mismos que podemos tocar en condiciones adversas y ofrecer un buen concierto (algo que no supimos o no pudimos hacer anteriormente, en Logroño o en Benicàssim). El sonido en el escenario era inexistente: podíamos mantener una conversación sin elevar la voz, tranquilamente, y las bases se escuchaban muy a lo lejos. Yo no oía prácticamente nada de lo que tocaba con el teclado, y sin embargo escuchaba perfectamente las voces y me imaginaba mis propias líneas de teclado, de manera que acabé disfrutando muchísimo el concierto aunque no escuchase casi nada. A la gente le gustó tanto que nos pidieron insistentemente un bis -que no estaba previsto-: salimos a tocar "Cabeza cuadrada" y acabé tocando la pandereta entre el público.
También compramos algo de obra de una de los artistas que exponían en la fiesta. Los demás se fueron antes, y yo acabé bailando con la música de Neoangin, divertidísimo como siempre. A la salida, todo estaba nevado.
Hoy hemos ido al mercadillo de Mauer Park, donde aparte de congelarnos los pies y las manos hemos comprado ropa, complementos, discos y elementos de decoración. Luego hemos ido al museo Hamburger Bahnhof, donde había una interesantísima exposición sobre Andy Warhol y las celebrities y otras obras que nos han hecho cuestionarnos la validez de parte de lo que se considera arte contemporáneo. El día ha acabado cenando con Marcus Liesenfeld y Richard Cameron y Karin Ras, tres de las personas más encantadoras de Berlín, amigos míos desde hace años, que además son vecinos de rellano en Prenzlauerberg. Hemos hablado de música, de política y de tonterías varias, pero lo que quizá os puede parecer interesante es lo que nos han dicho Richard y Karen: una de mis canciones preferidas de Arling & Cameron (el grupo de Richard hasta hace pocos años) es "Dirty robot"; tengo el maxi en picture disc y en cd-single, y aún lo pincho a menudo cuando quiero que la gente baile a toda costa. De hecho, creo que en su momento esa canción fue un éxito en Sonotone. Pues resulta que esa misma canción va a salir en el próximo disco de los Lemonheads, ¡cantada por Kate Moss!

5 Comments:

At 11:13, Blogger Jorge said...

Atrmósfera estupenda aparte... diosssss, dirty robot!!!!! jajajaja, aún me acuerdo de cuando monté el programa multitudinario sobre Arling & Cameron, que para mí han quedado, entre otras cosas como pioneros de la autopromoción por internet, y abre-caminos para muchos.
Que nos pillen confesados para lo de Lemonheads...

 
At 13:20, Anonymous Héctor said...

¡Throw that Beat! Jo, eran divertidísimos y casi nadie se acuerda de ellos. Veo que tú sí. ;)

¡Ánimo con los bolos!

 
At 16:32, Blogger la señorita rottenmeier said...

Te lo dije, ese idioma es una farsa.
Lo de la nieve, el mercadillo y Andy Warhol solo puede darme envidia, envidia, envidia...

 
At 07:34, Blogger chimp said...

aaaah, joanet...
mauer park es mi segunda casa, adoro ese mercadillo, siempre hago el mismo recorrido, empiezo por la derecha, veo el puesto de fotos, los cacharros, las bicicletas, llego al fondo, me tomo una bionade, vuelvo por los utensilios de cocina y acabo en los discos.

sobre la expo de warhol que dices en el hamburguer bahnhof, supongo que te refieres a la permanente que tienen allí. La de wolfgang tillmans que habia en verano era espectacular.

Aunque el barrio mas cool ahora es NeuKolln, mi zona favorita siempre ha sido Mitte...

en febrero vuelvo fijo. Ya te pedire recomendaciones.

 
At 10:57, Anonymous joan-k said...

Vaig flipar quan el vaig entrevistar i m'ho va dir. Feia mil anys que no escoltava aquella cançò i això que jo també la vaig punxar mil vegades.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home