jueves, julio 31, 2008

Vaya mes de julio. Han pasado tantas cosas que algunas es posible que acaben apareciendo aquí aunque sea tirando del retrovisor. Pero ha sido todo tan seguido, tan frenético, que nunca tenía un momento para actualizar. Tampoco me apetecía mucho, prefiero vivir en el mundo real aunque luego sea tan defensor de todo lo 2.0.
En fin, más o menos y cronológicamente, estas son algunas de las situaciones que ha dado de sí este intenso mes de julio:

Faraday - el mejor festival en el que he estado, por el ambiente, por la localización, por la gente y por algunos de los artistas que participaban. Momentos estelares fueron tocar con Jonston en un escenario desde donde veíamos el mar, ver tocar a Howe Gelb desde un lado del escenario, comer con Robyn Hitchcock y con Momus, acabar la noche después del concierto de El Guincho, escuchando a lo lejos la sesión de Manu y Half.
Córdoba - Thoger y yo tuvimos día libre en Barcelona y luego fuimos a Córdoba, donde Howe Gelb sigue grabando el disco con los gitanos, que va a ser un bombazo. Todo lo que hacen suena espectacular. Vino Raimundo Amador y no podían parar de tocar juntos durante horas y horas. El concierto en el Teatro de la Axerquía fue de traca, a pesar de los pocos ensayos.
Sevilla - Lonely Drifter Karen, con Marc (ex Diablo en el Ojo) como director musical, pusieron al público en pie, y al final del concierto la cola para comprar discos era larguísima. Ahora quizás no os suenen de mucho, pero este grupo convence a la gente en cada concierto, y a fe que van a tocar mucho y bien.
Madrid - el último ensayo con Single antes del FIB.
Mallorca - el ayuntamiento de Palma cierra una nueva sala de conciertos y nos quedamos sin ver a Satellites, pero por lo menos puedo ver a Tallulah Rendall, saludar a mis amigos y recoger el iPhone que me trae Sebas. Al día siguiente tengo una boda. Sigo durmiendo poquísimo.
Benicàssim - a los dos días de estar allí nos vamos a un bar del centro a ver pinchar a Oscar Salvaje, que nos recibe con la Velvet a todo trapo. A la vuelta, caminando con Nano Salvaje, vemos unas luces a lo lejos. Son coches de choque. Vamos directos, claro. Es la vuelta de coches de choque más killer que he vivido nunca. Me doy un golpe en la rodilla que aún se resiente hoy. El jueves tocamos con Single -mal- pero sorprendentemente algunas críticas nos ponen por las nubes. Disfruto mucho con el curro este año, es exigente como siempre pero lo paso bien. Salvamos crisis con algún grupo, tenemos momentos de tensión y otros de muchas risas. Nos perdemos muchos conciertos, pero aún puedo decir que me gustaron mucho The Raconteurs, Morrissey, New York Dolls, Justice, Heavy Trash, The National, Death Cab For Cutie, Gnarls Barkley, Morente, Leonard Cohen, ¡incluso el comienzo de Mika! Acabo el festival como siempre, de día y dando la nota. Sólo que este año también acabé igual tras la fiesta del lunes.
Gijón - probamos sonido con Lonely Drifter Karen en un escenario justo enfrente de mi casa, pero cinco minutos antes de la hora de inicio se pone a llover. Desmontamos el equipo y acabamos completamente calados. Vamos a la primera parrillada punk, doce horas de carne, cerveza y música. Hay que repetirlo, pero que sean diez horas, hacedme caso. Voy a jugar a ping pong con Malela, voy al Guetu varias veces al día, vamos al Zarracina varias veces esta semana, preparo mis vacaciones.
Agosto será más tranquilo, seguro.

2 Comments:

At 14:35, Anonymous Héctor said...

Jajaja, efectivamente, las últimas dos horas de parrillada punk fueron demasiado... punk.

El disco de Vainica todavía no ha salido: estoy atento a la web. En cuanto lo haga, zas.

¡Espero que nos veamos el sábado!

 
At 23:09, Blogger Pablo Suárez said...

jaja, y vosotros aun tuvisteis la prudencia de retiraros a tiempo :S

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home