lunes, septiembre 20, 2010



El sábado fui a La Riviera a ver a Eels. Antes me pasé por la librería La Buena Vida a ver a Darren Hayman. Llegué tarde al concierto, pero estuve hablando un rato con él (me vio la semana anterior en el End of the Road pero yo no le vi, y luego ya no volvimos a cruzarnos por el festival) y también con Jesús Llorente, que me contó que una canción de Darren va a ser el leit motiv en la nueva serie de David Trueba.
A La Riviera llegué a tiempo de ver a Alondra Bentley (¡nos perdimos al ventrílocuo!), que a pesar de la mala educación de gran parte del público (como suele pasar en este tipo de conciertos) hizo de tripas corazón y salió más que airosa, encandilando al par de cientos de personas que intentaban escucharla y abstraerse del murmullo ambiental que crecía y crecía a sus espaldas. Alondra acabó poniéndoseuna barba postiza antes de abandonar el escenario, y a continuación salió el grupo de E.
Igual que creo que le ha pasado a mucha otra gente, perdí un poco la pista de Eels desde hacía años. Algún paso en falso y la pereza por mi parte hicieron que no les prestase demasiada atención hasta que salió a la venta "Hombre-Lobo". Ése fue el disco que me reconcilió totalmente con este hombre. Luego, la lectura de su libro ("Cosas que los nietos deberían saber", parece un proyecto inacabado de Isabel Coixet) acabó de convencerme de que valía la pena volver atrás y recuperar esos discos perdidos para mí. Y a pesar de no encontrar nada tan rotundo como el disco que iniciaba la era del barbudo, sí hallé más de una joyita muy disfrutable.



Así que iba al concierto con muchas ganas. Y no me decepcionó: hay gente que prefiere al E más introvertido y autodestructivo, pero yo no. La banda de barbudos que lleva ahora es una apisonadora de rock y soul imparable que hizo sonar La Riviera con una nitidez y una contundencia que no conocía yo en esa sala. El bajista es un cruce entre Guillermo Summers y Billy Gibbons, el guitarrista rítmico es un clon de David-Ivar Herman Dune, y el guitarra solista y el batería parecen dibujos animados. E se divierte, baila y bromea, y no pierde la intensidad en los números más íntimos: "That look you give that guy" fue uno de los momentos más emocionantes del concierto, estuve toda la noche canturreando esa melodía y esa letra tan incisiva. Hizo versiones de Lovin' Spoonful y de Gershwin, guiños a los Beatles y concesiones al espectáculo que por momentos lo situaban cerca de los Blues Brothers (y lo digo como un piropo gigantesco).
A título personal, me quedo con ese detalle de la guitarra Danelectro, que hizo currar de lo lindo al roadie (en este concierto sí que tiene todo el sentido del mundo lo del guitar tech): usaba dos Danelectros iguales, que iba intercambiando alternativamente entre canción y canción. Como esa guitarra tan bonita no es de las más fiables en cuanto a afinación, después de cada canción E cambiaba de guitarra y el roadie se ponía a afinar la otra, dejándola preparada para la siguiente. Y así. Y, como soy un hombre de placeres sencillos, a mí este tipo de detalles (que toque con una Danelectro, no que se la afinen cada dos canciones... aunque también) me pone de buen humor.

5 Comments:

At 18:29, Anonymous Héctor said...

Ser un hombre de placeres sencillos también es sabiduría.

 
At 00:33, Blogger Raquel Márquez said...

Ya me he leído las últimas entradas, me siento actualizada, ole!

 
At 12:29, Blogger joan said...

pues habrá que escribir otra pronto!

 
At 20:33, Blogger Raquel Márquez said...

Pocas entradas, veo...
:)

Por cierto, que Miguel lleva una Danelectro baratísima y siempre dice que no se le desafina nada. Será que toca suave, jeje.

 
At 13:35, Blogger joan said...

ay raquel, ayer mismo hablaba con otro amigo que sigue entrando aquí esperando encontrar alguna novedad. así que me siento obligado a actualizar por deferencia a mis tres lectores (héctor, que también comentó aquí), en breve espero subir alguna cosa nueva. ¡y gracias por comentar!
Miguel, además de ser un gran guitarrista y un gran artista en general, es muy majo y un tío muy guapo, no me extraña que lleve una danelectro.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home