martes, julio 13, 2010

Vale, es cierto, tengo el blog medio abandonado. Más o menos como mi nevera vacía. Estos últimos meses los he pasado viajando, ensayando, organizando giras y contratando para el FIB, y el poco tiempo de ocio que solía dedicar a contar delirios por aquí lo he reservado para usos más inmediatos como actualizar páginas de facebook o contestar emails atrasados. Hasta el twitter tengo casi abandonado, ya que hablamos de uso inmediato.
Pero un amigo me ha avisado hoy de que en Go Mag han abierto un blog de título igual a éste (cosa que me parece muy bien, es una metáfora muy bonita y el copyright no es mío), y eso me ha hecho ponerme manos a la obra y contar cualquier tontería para airear un poco este espacio.
Y puestos a contar tonterías, quería dejar constancia aquí de una nueva tendencia que vengo constatando en los últimos tiempos en el campo de la música popular. Es un hecho muy preocupante y creo que alguien debería tomar cartas en el asunto, y como medio de referencia incontestable en el campo de la música popular me veo obligado a dejar constancia de ello. Es un problema actual, que está ahí y que me limito a señalar para su conocimiento general e incluso para su aplicación si está usted pensando en montar un grupo y no le ha puesto nombre todavía.
Me explico: hace unos años se puso de moda nombrar a los grupos con la construcción El+sustantivo+del+atributo aka complemento directo. Ejemplos los hay a montones: La Oreja de Van Gogh, El Sueño de Morfeo, El Canto del Loco, La Sonrisa de Julia, ¡El Frenillo de Gauguin!
Cuando empezamos a tocar en directo con Single, quisimos dar un concierto semi-secreto para foguear un poco el directo antes de dar el paso definitivo (no olvidemos que mis compañeros llevaban más de una década sin pisar un escenario, aunque ahora se les vea como pez en el agua), y uno de los nombres que barajamos para esa noche de debut fue Las Cejas de Frida. Entre muchos otros igual de ocurrentes, así somos.
Pues bien, en tiempos recientes las tornas han cambiado y esa tendencia se puede decir que es ya agua pasada. Para estar a la última ahora mismo hay que recurrir al anglicismo con la construcción Adjetivo calificativo + Nombre. Eso es algo que empezamos a notar precisamente en dos conciertos recientes de Single, en los que compartimos escenario con dos grupos llamados, respectivamente, Maldita Nerea y Estúpida Erikah. Como pionera en este campo deberíamos reconocer la labor de Chenoa, que se atrevió a titular su último disco "Absurda Cenicienta", ejemplo seguido muy de cerca con el título de la penúltima película de Julio Medem, "Caótica Ana", lo que nos demuestra que esta tendencia no está en auge sólo en el mundo de la música sino en todas las vertientes de la cultura popular.
Ahí dejo estas notas para que reflexionen y hagan de ellas el uso que mejor les parezca.
Buen verano.

5 Comments:

At 23:23, Blogger Elena Duque said...

El frenillo de Gauguin NO puede ser verdad. Noooooooooooooooooooo!

 
At 11:06, Blogger joan said...

Ay amiga, me temo que sí. No te digo que lo busques en Altavista porque será peor, pero créeme: sí.

 
At 11:11, Blogger muzzol said...

returada monea

 
At 10:39, Blogger la señorita rottenmeier said...

Añorado blog.
(Por fin una entradita)

 
At 12:05, Blogger Little Turtle said...

Se te va la pinza. :P

ya podrian ser tendencia los festis pequeñitos, con buen cartel, emplazamiento y mejor precio. Y ya si sonaran bien!

http://onthesea.es/

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home