lunes, diciembre 08, 2008

Ron Sexsmith me ha reconciliado con el vibrato. Probablemente será el uso exagerado que hacen los cantantes de academia televisiva, todo el día haciendo temblar las cuerdas vocales como si fuesen pavos en verano, o quizá por la caricatura de sí mismo en que se ha convertido Joan Manuel Serrat (creo que su papada no es debida a la edad, sino a sus excesos vocales). También me parece insufrible la forma de cantar de Elvis Costello desde hace por lo menos diez años: no tiene una voz bonita, y nadie le ha pedido que la tenga. Lo que nos gusta de él son sus canciones, no su técnica vocal. Nunca he entendido por qué tiene que cantar de esa manera, no sé qué quiere demostrar.
En fin, el caso es que no soporto el vibrato excepto en casos muy contados. Esta noche he sumado uno de esos casos a mi lista de vibratos soportables. ¿Qué digo, soportables? Me ha encantado la voz y la forma de cantar de Ron Sexsmith. Un repertorio intachable, una voz preciosa, y un vibrato, ejem, maravilloso.

3 Comments:

At 16:24, Anonymous joantoni said...

com te retxes tio

 
At 19:20, Anonymous polaroid said...

Chiste fácil:
Yo es que me he pasado recientemente del Gin al Ron, así que no puedo estar más de acuerdo contigo.

 
At 14:23, Blogger Celestí Oliver said...

vibrato jajaja...de papada en sex-smith no queda curt

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home