jueves, enero 24, 2008



Desde que hice la entrevista a El Guincho (que finalmente salió publicada una semana más tarde) no deja de darnos buenas noticias: que si presencia en más y más listas, que si Pitchfork, que si 20 Jazz Funk Greats... Mola que un buen disco tenga la repercusión que merece, y que la gente le haya hecho caso aquí antes de que se le hiciese caso fuera.

Creo que le veré por fin en directo dentro de un par de semanas, y cada vez que me lo tropiezo de nuevo pienso que debería colgar aquí la entrevista completa, ya que la versión para el periódico sufrió los inevitables recortes que impone el espacio físico de un diario.

En fin, que ahí está, a las bravas, sin introducción ni maquillaje.

¿Desde cuándo trabajas en el concepto de El Guincho? ¿Cómo ha ido evolucionando desde que tuviste la primera idea para una canción?
Ahora hará como un año desde que hice la primera cosa como El Guincho. Se trataba de inventar canciones de una forma que resultara poco convencional para mí. Que me presentara problemas. Primero metí un poco los pies en el agua, incorporando los samplers a la guitarra. Eso fue así hasta que grabé "Folías", pero a la vez ya me había comprado el SP404 de Roland unas semanas antes.
Estuve ese mes haciendo las canciones de Alegranza, hablé con mi amigo Sergio, que toca en Anticonceptivas y Thelemáticos, y me ayudó a grabar unas nueve canciones. Eso fue en agosto. Me llevé las mezclas a Gran Canaria, las estuve escuchando y cuando volví a Barcelona en septiembre grabé otras 4 y las sustituí por otras del disco que no me encajaban. Y así quedó.

Tu interés por la repetición parece provenir más de la música africana que del krautrock o la música electrónica europea. ¿Tiene algo que ver tu procedencia canaria, o es un estereotipo y me estoy comiendo mucho la cabeza?
Bueno, escuché mucho krautrock hace un par de años y me encantan Can, Faust, Neu!, La Dusseldorf, etc. Fueron parte de la inspiración para hacer "Novo Tropicalismo Errado" con Coconot. "Alegranza" es verdad que avanza por otro sitio pero tampoco te diría que esta dirección viene por ser canario. Ni todos los canarios escuchan música africana ni en la música canaria existe tampoco la repetición al nivel a lo mejor de una orquesta tipo DDC Mlimani Park, Ikenga Super Stars u Oriango & Kipchamba.
A pesar de todo, te diría que sí. Haber nacido en Gran Canaria, con el impacto que aquí ha tenido siempre un festival como el WOMAD seguro que me predispuso a incorporar estas ideas en mi música.

Dicho de otra manera, ¿haces esta música porque eres canario? ¿Hasta qué punto es importante tu procedencia y, posteriormente, cómo te hizo evolucionar o avanzar en esta línea la conexión de tus orígenes con el nuevo entorno que encontraste en una ciudad como Barcelona?
En Barcelona he encontrado un ambiente muy dulce para vivir y muy buenos amigos. También tiene esta otra parte de peligro si lo sabes buscar que es muy positiva porque te anima a crear cosas. Lo que me hizo volver a discos canarios como los primeros de Los Gofiones, Totoyo Millares o Valentina la de Sabinosa no fue quizá tanto Barcelona como la distancia en general. Estar fuera de la isla me dejó espacio para apreciar una parte muy creativa del folclore que como adolescente había rechazado por desconocimiento.
Este tipo de música está muy ligada aquí al pueblo y a la tradición pero orientada a veces hacia un nacionalismo de bandera e himno que rechazo. En un principio esto lo convertía en algo muy poco atractivo para un chico de 16 años que escuchaba hip hop, punk o techno. Así que definitivamente la mudanza a Catalunya me ayudó a comprender y apreciar ese sonido de una forma personal y mucho más intensa.

¿De dónde te viene esa fijación por el tropicalismo y las músicas caribeñas? ¿Es reciente o, una vez más, tiene que ver con tu procedencia?
La música brasileña fue la primera que me enganchó hasta el punto de comprar discos malos felizmente. Fue una obsesión hace unos años y hoy en día sigue siéndolo pero ya un poco más filtrada. El calypso vino después gracias al Discover America de Van Dyke Parks. Escuché ese disco un millón de veces y empecé a investigar de dónde venían las armonías de canciones como "Bing Crosby" o "Jack Palance". Y fue entonces cuando llegué a The Mighty Sparrow, Roaring Lion, Lord Kitchener, Attila The Hun, Lord Invader, etc. También a las producciones jamaicanas de King Tubby, Lee Perry con Augustus Pablo, Bunny Lee y a las melodías perfectas de Alton Ellis. Aparte, en mi casa y en el coche de mi padre siempre hubo música latinoamericana y me he dado cuenta con el tiempo que eso ha tenido un impacto muy grande en mi forma de cantar.

"Alegranza" es un disco que parece claramente de estudio, y sin embargo contagia una alegría y una energía que, según dicen, también se puede experimentar en directo.
Me alegra que me digas que te parezca un disco de estudio. De hecho, es casi todo lo contrario. La única diferencia con el directo es que en la grabación tratamos los samples con la ayuda de unos pequeños amplificadores. Reproducíamos la mezcla final de todos los patrones por los altavoces en una habitación y capturábamos la fuente con un par de micrófonos. De esta manera conseguimos una sensación de espacio en medio de toda la música similar a las producciones de Esquivel, Dick Hyman, Marty Gold, Attilo Mineo, Martin Denny, Jimmie Haskell, etc. La idea era tratar Alegranza como un disco de exótica y con la ayuda de Sergio creo que conseguimos capturar esa vibración.
En concierto ves cómo se forma la canción, son progresiones más de electrónica en directo, temas largos y más profundos, parecido a una sesión de dj pero manteniendo las armonías y percusiones del disco.


"Alegranza" es tu segundo disco. ¿Cómo fue el paso de DC/Luv Luv a Discoteca Océano? ¿Qué diferencia hay entre ambos sellos?

Muy sencillo y tranquilo. DC/luvluv es un sello de cd-rs que lleva Cristian Subirà. Tocamos juntos en Coconot. Son ediciones pequeñas en copias trabajadas a mano y fue donde salió "Folías", con una tirada de 50 discos. Félix Ruiz también era parte del proyecto. Luego, cuando grabé Alegranza, se lo enseñé a un par de personas pero Félix insistió mucho en editarlo bien y conseguir una buena distribución por todo el país. Él creía mucho en el disco como para buscar dinero de debajo de las piedras y lo que hiciera falta para sacarlo y, simplemente, Cristian no pensaba igual y no quiso apostar nada. Fue entonces como nació Discoteca Océano y desde entonces Félix ha trabajado un montón para llevar Alegranza a la gente.
La diferencia básica entre los dos sellos es que DC/luvluv trabaja de forma más liviana, artesanal y amateur mientras que Discoteca Océano es una discográfica pequeña, con los medios básicos pero con una buena distribución, muchas ganas de riesgo y una ilusión que se come cualquier impedimento.

¿Compusiste las canciones de "Alegranza" al mismo tiempo que las de "Folías", o compones muy rápido? ¿No es un poco suicida -al menos para las canciones- sacar dos discos en un período tan breve de tiempo?
Fue un proceso muy pegado componer los dos discos. Folías fue durante una noche apoyado por recortes viejos que tenía y Alegranza, una semana de julio y otra de septiembre. No entiendo lo de suicida, lo siento. ¿Te refieres por la repercusión que pudieran tener o por cosas de calendarios? Si es así, nunca me fijo en eso. Nunca lo había pensado y de hecho algunos amigos escépticos decían que iba a ser un fracaso sacar el disco en diciembre, que nadie le haría caso. Tanto a Félix como a mí no nos importó y paradójicamente no nos está yendo nada mal.

A pesar de que debes de dedicar muchas horas a las canciones, parece que te importa poco el perfeccionismo y das más importancia a la ambientación, el ritmo, la velocidad; que te importa más el efecto del Todo que los detalles.

La verdad, siento llevarte la contraria, dedico muy poco tiempo a las canciones. Compongo muy rápido porque me canso muy pronto. Si termino un patrón y lo escucho durante unos 10 minutos sin que me venga nada a la cabeza lo desecho. Me gusta capturar el rayo. Que las cosas exploten y sentir que la canción tiene luz. En una o dos horas tiene que estar acabada, si no, no me la creo.
El ritmo es muy importante y el espacio también. Si esas dos cosas están me siento bien. Como te decía antes, pensé Alegranza como un disco de exótica así que lo primero siempre fue intentar crear esa sensacion de encontrarte en un sitio, en un lugar. Sin embargo, luego hay también muchos detalles en la producción que igual se pillan con más escuchas. Pequeños recortes independientes que quizá sólo suenan una o dos veces en un tema y que con toda la marea se pierden. Pero ahí están, para quien los quiera descubrir.

¿Por qué la voz está a veces tan escondida entre el resto de muestras y sonidos? ¿No le das importancia a lo que cuentas? La impresión del oyente es la contraria, parece que hay ideas muy interesantes en las letras que se pierden en la mezcla.
Mezclar la voz bastante más alta fue una cosa que pensé pero entonces todo se me iba hacia otro lado. Desde luego que hablo de cosas que son importantes para mí. Cosas directas a alguien a veces y frases que quería que se escucharan. Las letras están colgadas en internet para quien quiera saber lo que digo y yo estaré contento de que las lean. Solo que finalmente prevaleció la idea entera del disco sobre la forma convencional de colocar la voz en el plano.

En todo caso, las letras parecen escritas de manera casi automática. ¿Trabajas mucho en ellas? ¿Tanto como en las muestras y los ritmos?
De alguna manera los textos me los chivan las muestras. Cuando termino una la pongo en loop infinito y dejo que salgan las palabras y la armonía. Aparecen casi a la vez. Intento tener al menos una frase a la que agarrarme y a partir de ahí pienso por qué la he dicho y si encuentro un poco de razón en ella sigo escribiendo hasta el final.

Todo en El Guincho tiene un aire casero: haces los discos por tu cuenta y en casa, los editas en discográficas minúsculas y llevadas por amigos tuyos. ¿Es una opción voluntaria o es lo que hay?
Es totalmente voluntario. Creo que es lo que tiene más sentido para mí ahora mismo. Hago los discos que me apetecen, toco cuando quiero y me ayuda uno de mis mejores amigos. Si un día llegara la oportunidad de crecer, no vería otra forma que no fuera de la mano de Discoteca Océano y conservando esta independencia.


Volviendo al tema de los sellos pequeños, y teniendo en cuenta que en el pasado reciente has colgado la música de El Guincho en internet para descarga gratuita, ¿para qué sirve hoy en día una discográfica?

No sé para que le puede servir al resto de grupos. Si funcionas a este nivel lo mejor es la autoedición. Es lo que pienso, honestamente.
A mí el trabajo de Félix con el sello me mantiene despierto e ilusionado. Me recuerda las cosas, me monta conciertos, se encarga de todas las cosas de las que yo me olvido como de fechas, producción, organización y me hace responder entrevistas todo el rato. En general aprendo mucho de lo que me preguntan. Tengo cierta tendencia a quemar los proyectos muy rápido así que para mí es perfecto tener visiones nuevas de gente desconocida.


"Alegranza" ha recibido buenas críticas y ha salido en algunas de las más importantes listas de lo mejor de 2007. ¿Esperabas este recibimiento?

No. No te diría que me chocara en plan sorprenderme pero desde luego que no lo esperaba. Cuando escuché el resultado final del disco me puse muy feliz porque por primera vez conseguía que la música que sonaba en los altavoces se acercara a la que estaba en mi cabeza. A partir de ahí he seguido haciendo lo que me gusta, que es tocar en directo. Todo lo demás ha venido después y estamos felices por el recibimiento pero tampoco era algo que buscáramos conscientemente con el disco. No había ningún tipo de objetivo. Lo único, compartir una música que nos gusta con otras personas.

¿Crees que hubiera sido igual de no vivir en Barcelona? En otras palabras, ¿un artista canario debe emigrar a una capital para conseguir el reconocimiento?
Aquí, en mi caso, te doy la razón lamentándolo. Creo que Gran Canaria es un muy buen lugar, una isla con muy buena energía pero poco estimulante a nivel artístico. Tiene muchos lugares que despiertan la imaginación, paisajes impresionantes pero siempre me costó encontrar a alguien con quien compartir todas mis inquietudes. En Barcelona en seguida me sentí vivo y despierto pese a ser una ciudad que no te recibe tan bien como Las Palmas. Quizá lo que me apene no es el hecho de haber tenido que volar de casa, eso es algo que tenía súper claro, sino que a la gente en las islas no les llegue un disco que igual para algunos podría resultar interesante por lo que recoge de allí.

2 Comments:

At 13:12, Blogger Pablo Suárez said...

en resumen, UN CRACK!!!

 
At 23:06, Blogger facu said...

buenisima entrevista.

vengo escuchando el disco hace 1 año y me parece espectacular!

felicitaciones a el gincho.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home