martes, abril 28, 2009

Anoche fuimos a ver a David Byrne, rodeados de celebrities. A mi lado se sentó Ana García Siñeriz, al otro lado del pasillo central estaba Marisa Paredes. También había un tipo a dos asientos de distancia con un sombrero de Devo y una camiseta del FIB. Ambiente mezclado, o sea.
David salió elegantísimo, vestido de blanco igual que todos sus músicos y bailarines. Tocó algunas canciones de su último disco y algunas más antiguas, incluidos algunos temas de Talking Heads que fueron los que recibieron más aplausos, claro. Para ir a ver a David tuvimos que dejar de ver a Imelda May (que me han dicho que estuvo genial), y al comentarlo en público me enteré de que Byrne está preparando una ópera disco sobre la otra Imelda, la famosa Imelda Marcos. David Byrne y Fatboy Slim trabajan juntos en un proyecto musical sobre la vida de la consorte del dictador filipino, que contará con la colaboración de cantantes como Sharon Jones, Santigold o Róisín Murphy. De lo que se entera uno así, por casualidad.

1 Comments:

At 01:44, Blogger lara said...

Imelda estuvo apoteòsica, de lo mejorcito que he visto en mucho tiempo.

El Moby Dick aborrotado de gente del buisness que no tenìan ni idea de quièn era y a los que hizo callar y otras veces bailar como locos.

Los rockers de toda la vida flipando con esta nueva diva que les ha salido, y Luci y yo con un subidòn de "baile de puntitas meets arroyoculebro" con Barnaby, los Zinc y la gente del Rock Palace, que ni te cuento...y eso que casi no entramos por culpa del aforo: imagìnate què petado estaba el Moby!

Se lo comiò todo, la cabrona. Y la banda totalmente a la altura, aunque echamos de menos el piano!(jajaja! a què 2 se lo vas a quitar! seguro que tù tb lo habrìas notado!jajja)

De verdad que espero que el concierto de Byrne estuviese la mitad de bien.

Imelda te habrìa gustado mucho mucho!

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home