martes, septiembre 12, 2006


Dos películas que quiero ver sin falta este otoño, como casi todo el mundo por otra parte. Son dos películas relacionadas de una manera u otra con Versalles: el origen del director de una, la razón de ser de la otra (y el origen del novio de la directora, también). Ambas con bandas sonoras que demuestran un buen gusto envidiable, además.
The Science of Sleep, de Michel Gondry, repleta de los sorprendentes y siempre imaginativos trucos visuales del director (como el de las manos enormes, que recupera de un video anterior que hizo para Foo Fighters). Una historia onírica -cómo no- en la línea de inocencia infantil de "Amélie", protagonizada por Gael García Bernal y Charlotte Gainsbourg (¿he hablado ya de su nuevo disco?).
Y Marie Antoinette, de Sofia Coppola, una visión personal del mundo de lujo y excesos previo a la Revolución en la corte francesa, de la cual me encanta el contraste entre las imágenes de época y la excelente y totalmente anacrónica banda sonora, compuesta de canciones de post-punk de los 80, Aphex Twin y una pequeña pieza barroquizante compuesta para la ocasión por ¡Phoenix!.

2 Comments:

At 12:27, Blogger Xavi said...

Añadiría que esas "manos enormes" se las han robado a Wayne Coyne ;)

Respecto a Phoenix, creo haber leído que también aparecen en la peli interpretando su pieza.

Y para rematar, lo siento Joan, pero el disco de Charlotte Gainsbourg lo tengo atravesado. No hay por donde cogerlo. A veces, los buenos ingredientes no hacen un buen plato.

 
At 17:57, Blogger joan said...

hola xavi! veo que lo de flaming lips te ha pegado fuerte :-p
en cuanto a charlotte, quizá tengas razón. es que a mí cualquier cosa que lleve el adn de su padre me pone...
por cierto, ya que hablamos de los ingredientes, ¿has oído algo de darkel? yo sólo tengo el single y no me acaba de emocionar. quizá si cantara charlotte... ;-)

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home