lunes, julio 03, 2006



Este tipo que recuerda a Hunter S. Thompson según Johnny Depp en una terma romana es el productor Scott Storch, pasando el rato en el baño de su casa. Storch se ha hecho multimillonario produciendo canciones a Dr. Dre, Beyoncé, Justin Timberlake, Christina Aguilera y muchos otros. Ahora está enfadado con la Aguilera porque, después de haberla ayudado a vender doce millones de discos produciéndole siete canciones de su disco anterior, ahora Christina no quiere renovar la relación en el nuevo disco. La explicación de Storch no tiene desperdicio: "dije al equipo de Christina Aguilera que necesitaba un avión privado para ir a L.A. Tenía que llevar equipo, ropa, a mi gente. ¿Quieres que traslade mi vida de Miami a L.A. durante seis meses, y no puedes conseguirme un avión para que lo haga?".
Impagable (nunca mejor dicho).

4 Comments:

At 09:00, Blogger deni o kike said...

Y claro, para ese tipo de gastos está el canon utilizando excusas como "los despidos por lo mal que va la industria discográfica a causa de la piratería".

 
At 21:34, Anonymous Julio said...

Es la eterna lucha jefe-empleado por un claro tema de salud laboral :D Si yo fuera S.S. pondría el asunto en manos de los abogados laboralistas de CC.OO. ya mismo ¡habráse visto!

 
At 21:44, Blogger joan said...

no tiene nada que hacer, julio: xtina ha seguido el ejemplo del empresario del s.XXI. sólo contrata a autónomos, y sólo por obra y servicio, para no pillarse los dedos.
es que estos empleados enseguida se te suben a las barbas ;-)

 
At 13:07, Blogger joan said...

por favor, que no lo ha comentado nadie: fíjense cómo el rodapié aka dibujo del alicatado del baño coincide con el dibujo de la alfombra y con el de la manga del albornoz. ¿alguien dijo nuevo rico?

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home