jueves, octubre 30, 2008



Drew Mc Connell es el bajista de Babyshambles, y es un tipo estupendo. Mientras Pete Doherty va haciendo de las suyas por ahí, detrás siempre anda Drew, divirtiéndose pero sin perder del todo el control, manteniendo el equilibrio (el suyo y el del grupo) lejos de los objetivos de los paparazzis. Babyshambles es un grupo caótico y libérrimo, con momentos brillantes y otros deplorables. Las dos veces que han tocado en Benicàssim han venido sin tour manager y, al acabar los conciertos, cobraban ellos mismos. En cash.
Drew habla un castellano perfecto, producto de una infancia y adolescencia en Tenerife, creo. Este verano lucía un llamativo mohawk que le hacía parecer más agresivo, pero seguía tan majísimo como un par de años antes. Digo que habla un castellano perfecto, pero no dejó de sorprenderme cuando, al despedirse de nosotros en la oficina de producción, nos dijo: ¡Venga! ¡A cuidarse!

3 Comments:

At 20:54, Anonymous Iván said...

Me parece increíble que nadie haya comentado esto!!!
Ese ¡venga! ¡a cuidarse! me parece realmente encantador
Siempre me han gustado Babyshambles, ahora más.

 
At 22:02, Blogger joan said...

ya, a mí que un inglés diga eso para despedirse ya me parece la bomba, pero si encima lo dice después de cobrar su actuación (no diré cuánto, pero obviamente mucho), y después de cobrarla él mismo y no un representante o apoderado como es costumbre, me parece más chocante aún. ¡y encima es el bajista de los babyshambles el que se despide diciendo "venga, a cuidarse"!

 
At 16:56, Blogger DDAA said...

Cojonuda, la despedida. Se pongan o no se pongan, Babyshambles son unos dignísimos herederos -en lo musical- de Johnny Thunders (a este le vi una vez antes de la actuación preguntando a todo bicho viviente por caballo).

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home